UNIVERSIDAD NACIONAL DE QUILMES

CARRERA DE COMPOSICION CON MEDIOS ELECTROACUSTICOS

ANALISIS MUSICAL I

Prof. Oscar Pablo Di Liscia

Morfología de la música tonal

Apunte N°1, 10/3/95

Unidades formales y jerarquías

Las partes en que se divide una obra musical han sido denominadas de diversas manera por muchos teóricos: Períodos, Frases, Subfrases, Oraciones, Incisos, miembros de frase,etc. Esto ha generado una terminología muy vasta, de dudosa conexión con lo que denomina y, por lo tanto, de poca utilidad práctica. Por esta causa se preferirá en este curso la denominación de partes o unidades formales y se establecerán jerarquías entre ellas. Las partes de una obra tienen diversas jerarquía y esta sólo puede evaluarse en relación con toda la obra. Habitualmente la jerarquía de las partes está en relación directa con sus dimensiones relativas. No existe una regla especial acerca de cual jerarquía de partes determinar primero (si las superiores, las intermedias, o las inferiores) , a veces el análisis comienza determinando las secciones de mayor jerarquía -las partes o unidades mas extensas- y luego sus subdivisiones. Esto suele ser muy fácil en la mayoría de las obras clásicas. Por ejemplo:

Unidades de max. jerarquía A B A

1ra subdivisión A B A C D C A B A

2da subdivisión AA BB AA CC DD CC AA BB AA

etc.

Aunque generalmente es la estructura particular de la obra la que nos sugiere una estrategia en este sentido, la mayoría de las veces, parece sensato comenzar por las partes de jerarquía intermedia y subdividirlas en unidades de menor jerarquía como así también agruparlas en unidades de mayor jerarquía.

Algunos criterios para la segmentación/unión de unidades formales

En los procesos de subdivisión, operan factores de segmentación, y en los de agrupamiento, factores de unión.

En la música tonal, los principales factores de segmentación/unión son:

a)Proximidad. Opera la Ley de la proximidad de la Gestalt (los elementos más próximos tienden a ser agrupados)

b)Similitud. Opera la Ley de similitud de la Gestalt (los elementos similares tienden a ser agrupados). La similitud puede operar en parámetros o nociones muy variados (motivo, ritmo, timbre, métrica, etc.)

c)Procesos comunes de alto nivel. La presencia de un proceso contínuo, a lo largo de varias partes, tiende a unificar a estas en una parte de jerarquía superior. Por ejemplo, las fluctuaciones métricas (accelerando, ritardando) o dinámicas (crescendo, decrescendo) proveen una forma de enlace entre varias unidades, si estas participan de un mismo proceso.

d)Conclusividad.

d.1 Melódica: movimientos melódicos de tipo resolutivo.

II-I, IV-III, V-I o bien: VI(b)-V, VII-I

d.2 Armónica: sucesión de acordes con efecto conclusivo (cadencias).

Observaciones:

a)También son efectivas las semicadencias, sobre todo cuando se producen con acordes auxiliares (dominantes secundarias).

b)El final de una unidad se produce con frecuencia en una tónica distinta de la que se ha partido (modulación). Esto no le resta conclusividad a la cadencia.

c)La inversión y posición de los acordes (sobre todo el último) tiene una influencia considerable en la evaluación del poder conclusivo de una cadencia:

(mayor conclusividad)

fundamental y posición de 8va

fundamental y otras posiciones

inversión y posición de 8va

inversión y otras posiciones

(menor conclusividad)

El efecto conclusivo de las cadencias a veces se refuerza con una fluctuación en la métrica (generalmente desaceleración, o ritardando) o una cancelación temporaria de ésta (calderón).

En la música tonal, estos factores son indicadores importantes de la jerarquía de las partes. Por lo general, cuanto más alta la jerarquía de una parte, los medios que se utilizan para su cierre son más poderosos y, viceversa, las partes de menor jerarquía se articulan de manera suave. De otra manera, el discurso musical perdería fluidez. Los factores antes mencionados no siempre convergen en un punto dado, y esto le confiere riqueza al discurso musical. Se producen así zonas de articulación más clara o más ambigua.

A continuación se verán algunas de las características más importantes de las partes o unidades en la música clásica tradicional, algunas de ellas en base a las unidades de mayor jerarquía que forman varias combinándose y a la comparación de sus características propias. Esta comparación sólo es válida en la medida en que se realice sobre partes de igual jerarquía.

Modo de articulación

La forma en que se articula una parte con otra es un dato relevante en la caracterización de las unidades de mayor jerarquía que forman al reunirse en grupos, como así también de la evolución del discurso musical. Pueden tipificarse cinco casos principales:

1-Separación: existe silencio entre el último elemento de una parte y el primero de la siguiente.

2-Sucesión (yuxtaposición): no existe silencio entre el último elemento de una parte y el primero de la siguiente.

3-Elisión: cuando existen uno o varios elementos comunes al final de una parte y al comienzo de otra.

4-Imbricado (solapamiento): el comienzo de una parte se superpone al final de otra (muy corriente en obras contrapuntísticas).

5-Por medio de una unidad auxiliar: dicha unidad sólo tiene la función de conectar una parte con otra.

Modo de interrelación

Las características salientes de las partes, desde el punto de vista de la interrelación de sus constituyentes, permiten clasificarlas en tres categorías principales:

1-Grupo de unidades reiteradas. Algunas veces, la reiteración tiene pequeñas variantes, está abreviada o ampliada.

2-Unidades complementarias: se presentan por pares en relación de pregunta/respuesta o antecedente/consecuente. Un desvío de la tónica principal o un final débil en la primera unidad resulta complementado en la segunda por un final más fuerte sobre la tónica principal o una secundaria. Habitualmente existe también una relación de simetría en las duraciones y los acentos y la evolución en registro apoya el proceso de complementación.

3-Grupo evolutivo: sucesión de antecedentes que habitualmente requieren de una unidad conclusiva. Suelen ser de caracter secuencial y muchas veces modulante.

Función

La función de una unidad es su acción sobre la unidad de mayor jerarquía en la que está incluída.

En la determinación de la función juegan un papel decisivo factores de orden posicional (una introducción no puede estar al final, una conclusión no puede estar al principio, un desarrollo no puede ocurrir si no se expone algo, etc.), pero también las características generales de las unidades las hacen aptas o no para el cumplimiento de determinadas funciones.

1-Función introductiva: las unidades que la cumplen presentan habitualmente las siguientes características: a)tempo más lento que lo que sucederá (p.ej las introducciones de los Allegros de Sonata o en las Oberturas a la francesa); b)métrica menos rígida (carácter improvisativo, con frecuentes detenciones y calderones); c)los grupos de unidades que utilizan son evolutivos o de una complementariedad débil; d)Ausencia de clausura armónica. Suelen, por el contrario, desarrollar la función de dominante, que será resuelta en el comienzo de la sección siguiente. A veces resultan condensadas en uno o unos pocos acordes. No dependen de la unidad anterior, sino de la que preceden.

2-Función transitiva: la mayoría de las veces la cumplen unidades evolutivas de carácter modulante, dado que su tarea es conducir o pasar de una unidad temática situada en una determinada tonalidad o región a otra. La transición o puente de sonata, entre el primero y segundo tema, es el ejemplo más representativo de esta función. Las unidades que cumplen esta función tienen una doble dependencia: de la anterior y la posterior, las cuales conectan.

3-Función expositiva: aunque suele ser de cierta complejidad, sobre todo en la Sonata, es característico que la cumplan unidades complementarias, con fuerte simetría, que reafirman de manera clara los ejes tonales. Generalmente terminan con una cadencia armónica muy conclusiva. Las unidades que cumplen esta función no dependen de ninguna otra.

4-Función elaborativa: realizadas habitualmente por unidades evolutivas, con frecuentes modulaciones y gran variedad de texturas (particularmente contrapuntísticas) y recursos instrumentales. Dependen de una unidad con función expositiva anterior, aunque no es necesario que ésta se encuentre inmediatamente antes.

5-Función conclusiva: se caracterizan por la reiteración de fórmulas cadenciales y, generalmente, no presentan material temático nuevo. Dependen de la unidad inmediatamente anterior.

Bibliografía:

Sobre jerarquías formales:

Meyer, Leonard B., Hierarquic structure, En Explaining Music, Chicago University Press, USA, 1973

Sobre agrupamiento/separación:

Lerdahl, Fred y Jackendoff, Ray, Grouping Structure, En A Generative Theory of Tonal Music MIT Press, London, 1983.

Sobre funciones:

Grela, Dante Análisis Musical: una propuesta metodológica, Revista SERIE 5 Nº1, 1992, Universidad Nacional de Rosario, Argentina